Llegan los COMEDIAN MEN. La reconciliación de los jóvenes con el cine español

No ha sido el terror, el género en el que el cine español lleva ya años brillando tímidamente dentro y fuera de nuestras fronteras, una categoría, por cierto, de la que yo me confieso fan fan de póster desde muy pequeña.

El terror psicológico ha despegado en los últimos años, quizá por la incorporación globalizada de las nuevas tecnologías y los efectos digitales que los españoles manejan desde pequeñitos, y esa cantera de realizadores, guionistas y directores que viajan, hablan inglés, estudian, escriben y que han perdido los complejos, hablando de tú a tú a Hollywood. Aunque nuestro buen hacer en ese terreno ya viene de lejos, sólo hay que recordar Tesis o Abre los Ojos (Amenábar sigue siendo mi debilidad)… Películas que versionean los americanos con muuuucho más dinero y bastante menos talento.8-apellidos-vascos_reference

Pero no ha sido el terror español el que está llevado de nuevo a los jóvenes a las salas de cine a ver películas españolas. Ni la rebaja en los precios de las entradas. Noooooo
Ha sido la COMEDIA, que se ha licenciado cum laude con “8 apellidos vascos” que, !oh milagro! ha arrasado en taquilla, en taquilla joven.

Cuando escuchaba a mi hijo, a sus amigos, sobrinos, amigos de amigos de la Universidad, quedar para ir al cine, ya me impresionó !!!van a pagar una entrada!!!. Pero cuando me enteré de que era para una película española “de risa” me impactó tanto que tuve que chequear después uno por uno reacciones y comentarios. Genial, superdivertida, una caña, qué buen guión, humor inteligente, que cracks….Y se lo decían los unos a los otros a través de las redes, que es como suelen hablarse.

La comedia, ese género tan complicado , tan denostado y tan reservado a otros lugares lejanos, se une al terror psicológico para demostrar a quien corresponda que podemos y sabemos hacer todo tipo de cine, no sólo cine social. Dos géneros que no se pueden quedar a medias. De ahí su complejidad. Una película de miedo o de risa o es muy buena o es muy mala. No hay término medio.

MV5BMTg2NzI4MDkzN15BMl5BanBnXkFtZTgwNDA3MTM5MDE@._V1_SY317_CR4,0,214,317_Recuerdo cuando era niña que hablar de comedia en España era hablar de landismo” , de suecas con grandes tetas, que eso daba mucha risa en el desenfreno de la incipiente democracia, de Andrés Pajares y Fernando Esteso, de Ozores, de José Luis López Vázquez… pero también de Berlanga, el genio y maestro, y luego del pionero Almodóvar.

Y perdimos la risa y la capacidad de reírnos de nosotros mismos, hasta hoy…

Los COMEDIAN MEN han llegado para devolver la comedia española a un lugar de honor en el podio. Ellos han sabido ofrecer a los jóvenes lo que necesitan y que iban buscando en un cine extranjero. Y lo hacen con talento y valentía y, en ocasiones, visión en la promoción. Bravo por los Emilio Martínez-Lázaro, Borja Cobeaga, Daniel Sánchez Arévalo, Nacho Vigalondo o Javier Ruiz Caldera. Y volvamos a reir, que buena falta nos hace

 

Un comentario sobre “Llegan los COMEDIAN MEN. La reconciliación de los jóvenes con el cine español”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.